Generalización del conflicto interparental en el contexto familiar y su relación con la conducta agresiva y antisocial de los hijos

Autor/a: Laura Merino y Ana Martínez-Pampliega

Este proyecto analiza la generalización del conflicto interparental en el contexto familiar, en concreto a las relaciones entre hermanos, y la relación de esta generalización con los síntomas externalizantes de malestar en los hijos, es decir, la conducta agresiva y antisocial.

El objetivo es estudiar si el conflicto entre los padres, en vez de reforzar las relaciones entre hermanos como apoyo mutuo ante una situación estresante, genera unas relaciones entre hermanos también con mayor nivel de conflicto y que a su vez contribuye a más conductas antisociales y agresivas de los hijos. Es decir, el conflicto, que en un principio se originó en la relación de los padres, se generaliza a la relación entre los hermanos y, a su vez, a la conducta de los hijos en sus contextos más próximos.

Esta relación se analiza desde la hipótesis de generalización del conflicto interparental, explicada desde los modelos más respaldados en este campo: el modelo cognitivo-contextual de Grych y Finchman (Grych, 2005), el modelo de la seguridad emocional de Davies y Cummings (1994) y la teoría del modelado social de Bandura.